Menú Principal

08 de junio 2016

Avanza con la comunidad proyecto para prevenir incendios forestales en el país

Los especialistas concordaron que para evitar un incendio forestal y disminuir su daño es clave preparar a las personas para salvaguardar la integridad tanto individual como comunitaria de quienes vienen en áreas rurales y de interface forestal urbana.

Dar a conocer a los organismos externos cooperantes y a las autoridades institucionales los avances del proyecto Comunidades Preparadas Frente a los Incendios Forestales que CONAF está desarrollando en varias regiones del país, fue el objetivo del encuentro de trabajo organizado por el Departamento de Prevención de Incendios Forestales de la Corporación.

“El proyecto se viene trabajando intensamente desde octubre 2015, cuya finalidad ha sido confeccionar una metodología de trabajo que permita involucrar a la comunidad de las áreas de mayor riesgo de incendios forestales, de forma activa y participativa en la prevención de incendios forestales”, aseguró Herbert Haltenhoff,  jefe del Departamento de Prevención de Incendios Forestales de la Corporación.

En cuanto a los temas abordados, Haltenhoff  dijo que se expuso a los organismos que han apoyado y participado de este proyecto, los productos elaborados para apoyar la labor preventiva, “como el Manual de prevención incendios forestales ¿cómo preparo mi casa y entorno frente a los incendios forestales? y la Metodología para la elaboración de planes comunitarios de prevención de incendios forestales“.

Christopher M. Nyce, encargado de Asuntos Medioambientales de la embajada de Estados Unidos en Chile, aseguró estar de acuerdo con los planteamientos abordados en el encuentro, aludiendo que “la preparación y prevención de emergencias de todo tipo es clave para minimizar los impactos, siempre que vaya de la mano con un trabajo conjunto con la comunidad aledaña. La asociatividad es elemental para aunar confianzas y alcanzar el éxito de lo programado”, dijo el norteamericano.

Balance preliminar

El jefe del Departamento de Prevención de Incendios Forestales aseguró que a mayo de 2016, ya se ha cumplido una importante etapa de este proyecto, donde se desarrolló una metodología de trabajo que permitiese involucrar a la comunidad de forma activa y participativa.

“Se realizaron cuatro talleres interregionales dirigidos a los prevencionistas institucionales y trabajamos en forma directa con cinco comunidades localizadas en la Región Metropolitana (Villa Matilde, camino a Farellones y Águila Sur, Paine) y tres en la Región de La Araucanía (Comunidad Juan Antipi, Galvarino; Villa Mininco, Collipulli y Tinquilco, en Pucón)”.

En cuanto a los pasos a seguir, Haltenhoff, acuñó que ahora se implementará esta metodología de trabajo en todo el país, con una importante focalización en aquellas comunas y áreas de mayor riesgo de incendios forestales, con una meta de 67 comunidades trabajando en el periodo 2016-2018.

“El problema de los incendios forestales ya no solo es un problema para el bosque, sino que también se ha transformado en un elemento de un importante impacto social, cultural y económico, acrecentado en el último tiempo por cambios significativos en los regímenes de lluvias (escasez de ellas) y de temperaturas (máximas históricas) que hacen más vulnerable a la vegetación a los incendios forestales”, aseguró el especialista de CONAF.

A la reunión de trabajo asistieron Cristina Gueneau, secretaria ejecutiva de Chile California Council-Ministerio Relaciones Exteriores de Chile;  Catherine Mella, de Caritas Chile;  Mariela Chavarría, de la oficina de Estados Unidos de Asistencia de Desastres en el Extranjero (OFDA); Christopher M. Nyce, encargado de Asuntos Medioambientales de la embajada de Estados Unidos en Chile; y Manuel Baquedano, del Instituto de Ecología Política.